martes, 23 de abril de 2013

XXVII. Aventura en Haedo II

Siguiendo con el GPS de Amanda, llegamos a Rivadavia después de unas cuantas cuadras caminadas. 

Nos encontramos como hippies en la pradera, libres y sin horarios. Tanta era la alegría que ni nos dimos cuenta y caímos en el lugar conocido: la Plaza San Martín. 


En el camino, además de intercambiar mates, aprendí mucho más de Amanda y eso me alegraba. Claramente, Amanda también aprendió de mí, supongo. Y lo más importante, descubrí que era tan aventurera como yo, y tan judía como yo. Pasamos todo el día tomando mate y sin gastar más que en cigarrillos y agua. Punto a favorísimo.

Me contó de sus días en Entre Ríos, de sus amigos, de su novio del cual se separó antes de venir... Yo le conté de mis días en Santa, de Ferchi, de Toi, de Nicolás y nuestra pelotudez, de Mariano, al que ella conoció en la inmobiliaria. De todo charlamos. Así, sentaditas en un banco. Cuatro termos de mate nos tomamos.

Nos levantamos dispuestas a caminar el centro de Haedo, para aprovechar las últimas horas de luz. Mientras más caminábamos, más haedenses nos sentíamos  y menos provincianas.


Al entrar en una galería, Amanda me codeó y me dijo por lo bajo "Ahí está Mechi. Aguantáme que hablo con ella y vengo"

Mientras yo miraba vidrieras -después me contó- ella arregló unos mates con Mechi para el domingo a la tarde. Entre nosotras, no entendí por qué tanto misterio. Hubieran visto la cara de Amanda cuando se la cruzó.

Cuando volvió me explicó que Mechi era un nombre falso. Que en realidad era alguien famoso, que era su amiga por accidente y que por eso no me la presentó de una. Mi cabeza se carcomía por saber, pero decidí no preguntar mucho y esperar ansiosa a encontrarme con ella el domingo.

El resto de la tarde transcurrió normal. En el super chino compramos un fernet y una coca; y me hice socia de un videoclub del centro. Si bien no andaba siempre por el centro, es lo más cercano al videoclub de la cuadra de casa en Santa Fe.

A la noche nos juntamos en el departamento y vimos 27 Bodas. Muy pochoclera por cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada